Premio Ideas con Valor, Cátedra Bancaja

Ayer martes recibí el  Premio Ideas con Valor de la Cátedra Bancaja Jóvenes Emprendedores de la Universidad de Vigo. En el acto, presidido por el Rector y el Conselleiro de Economía e Industria, Javier Guerra, pudimos disfrutar de una charla en la que el crack Dani Cerqueiro nos contó la historia de su empresa, Galinus, e hizo ver a toda la sala que se puede emprender en el sector TIC desde Corcubión, a 13 kilómetros del “fin del mundo”.

El proyecto por el que me han dado el premio se llama Izytaxi, y es (o será, o no será) una aplicación para poder pedir un taxi desde un smartphone sin realizar una llamada. Ya existen varias aplicaciones como esta pero Izytaxi tiene incluídas algunas características novedosas. La historia de esta idea se remonta a unos cuantos meses atrás. María Encinar y David Pombar iban a venir a la UVigo a hacer una especie de mini StartupWeekend de unas pocas horas de duración dividido en dos días. En principio yo no podía ir por temas personales que al final se cancelaron, me apetecía a ir y empecé e pensar en alguna idea simpática. Una día María me dijo: “una aplicación para pedir taxis desde el móvil!”, me pareció muy buena idea y me puse a trabajar en ella. María tiene un don para las buenas ideas y para el naming (Izytaxi, cosa suya), pero qué voy a decir de ella, todos la conocéis. Así que presenté la idea a ese “miniSW” en la UVigo, formamos un equipo y nos asignaron de mentor a Alex Bastos. Ese día se nos fue un poco de las manos. Fabricar nuestro hardware, socios en la India, cientos de miles de euros para empezar, …., fue un brainstorming interesante pero había que volver down to earth.

Un tiempo después me entero del Concurso Ideas con Valor de la Cátedra Bancaja y decido presentarme. Le di unas cuantas vueltas al proyecto, analicé a la competencia (encontré una empresa en California que hacía algo parecido pero con coches con chófer, factura $60M!!) y empecé a escribir el plan de empresa con la ayuda de María.

Izytaxi se ha llevado el premio, sí, está bien, pero el premio es por unas cuantas cuantas páginas, muy bien redactadas, eso es cierto ;-), pero nada más que palabras. Ahora a ver qué pasa.

Gracias a María Encinar, por todo, su idea y su ayuda en este proyecto son solo una pequeña parte de todo lo que ha hecho por mí, directa o indirectamente, consciente o incosncientemente.

Gracias a la Cátedra Bancaja y a la Universidad de Vigo. Yo, que soy tremendamente crítico con el sistema educativo, he de reconocer que este Matrix particular también tiene su Neo, Morfeo y compañía. Ellos saben quienes son y que lo que están haciendo no tiene precio.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *